Claves para un homebanking más seguro

Sharing is caring!

Los cuidados que hay que tener con las contraseñas. Opinan los expertos.

 

TECLADO VIRTUAL. ES MEJOR ESCRIBIR LAS CONTRASEÑAS CON EL MOUSE.

La cifra es fuerte: más de 3 millones de argentinos van al banco por Internet. Los datos se desprenden de un estudio de la consultora Prince & Cooke. Pero el mismo trabajo sostiene que son más de 8 millones de argentinos los que tienen una cuenta bancaria y navegan por Internet, con lo que cerca de 5 millones aun no se animan a hacer homebanking.

Los especialistas coinciden en que el miedo al robo de dinero es la principal causa que echa hacia atrás a quienes todavía no cambian la cola del banco por la PC.

Pero si se toman algunas precauciones utilizar el homebanking puede ser más seguro que ir al cajero automático o al banco. Algunas recomendaciones:

No guardar las claves de acceso al banco en la PC. «Porque pueden ser tomadas por algún troyano (NdeR: programa capaz de robar claves). Siempre hay que tenerlas sólo en la cabeza, o bien, todas juntas encriptadas en la PC bajo una única clave», dice Julio Cella de la empresa de seguridad Kaspersky.

Usar el teclado virtual del sitio del banco. Al escribir las claves con el mouse, bajan las posibilidades de robo de las contraseñas, porque la mayoría de los troyanos que roban claves graban el tipeo del teclado de la PC.

Cambiar las contraseñas. Al modificar las claves de acceso cada 30 o 60 días se minimizan riesgos. Así, si alguien roba los password e intenta ingresar luego del cambio, ya no podrá hacerlo.

Ingresar al banco desde una PC conocida. «Lo mejor es hacer homebanking desde la PC de casa o la del trabajo. Desde un ciber puede ser riesgoso porque alguien pudo instalar antes algún programa que robe claves», sostiene Mateo Dambroski de Trend.

Ojo con el Phishing. «Según datos que manejan bancos privados argentinos, esta modalidad de fraude creció un 10% en el último año», dice Daniel Bonina, presidente de la comisión de Seguridad Bancaria de ASIAR. El phishing es un e-mail que dice ser de un banco, y contiene un link a una página donde se pide que se cambien las claves. Si llega un mail con esas características hay que borrarlo. «Para entrar a la página del banco hay que tipear la dirección en el navegador. Nunca hay que intentar ingresar con un clic en un link», agrega Dambroski.

Al usar la PC del trabajo, cerrar todos los programas. También desconfiar de ventanas superpuestas, y utilizar siempre la sesión de usuario propia de Windows.

Fuente: http://www.clarin.com/diario/2009/03/11/sociedad/s-01874556.htm

Incoming search terms:

Sharing is caring!